Resignarse o morir

Hace unos días presencié algo que me ha motivado a escribir. Se ve que con la llegada de “tantísimo” calor (al cual en Londres no deben de estar acostumbrados) los ingleses se vienen arriba. Pero esto no es ninguna novedad, los guiris en general, en cuanto ven la oportunidad de salirse de la monotonía, se apuntan a un bombardeo (vamos, lo que en España llamamos: liarla parda).  Porque luego dicen de los españoles, pero los que dan el cante en Benidorm en verano y en Tenerife en invierno son ellos (bueno, y los de Gandía Shore). Los que dan el cante en los partidos de Champions también son ellos y los que se inventaron la horterada esa de San Valentín también son ELLOS. Anyway, a lo que iba: Ayer había una chica bastante mona caminando por la calle a pleno sol , hacia mucho calor y llevaba una blusa y una falda, cuando un tipo aparentemente muy formal le mira e arriba abajo y grita: “WoWWWW, enjoy the weather”. Vale, hay que reconocer que para los piropos de obrero los ingleses son más gentleman (ahora es cuando digo que la chica en cuestión era yo…es broma). Todo esto me ha hecho pensar en una serie de factores/dudas/pensamientos-que-nos-quitan-el-sueño que las mujeres sufrimos cada año en cuanto llega el calor y otras cuestiones que nos atormentan todo el año. SUDORES fríos nos entran de solo pensarlo. Pero año tras año llegamos a la misma conclusión: RESIGNARSE o morir.

1. ¿Cuando podemos empezar a ir sin medias? Algunas intrépidas se animan a quitarse las medias que en cuanto sale el sol, pero mi respuesta es tajante: CUANDO ESTÉS MORENA. Si! Ni un minuto antes, POR FAVOR. Yo soy de las que me puedo achicharrar bajo unos vaqueros, pero jamás me dignaría a ponerme falda sin que mis piernas tuvieran un poco de bronceado. Y digo yo, ¿por qué hay gente que sale tan ricamente a la calle con su piel blanca a pasear? Pero, ¿ acaso no has visto que BRILLAS EN LA OSCURIDAD hija mia?. Pues las guiris son ASÍ. Creo que ellas lo inventaron. Es como lo de las chanclas con calcetines. Un día una guiri se levantó en Abril, hacía calor y decidió ponerse sus shorts (bueno, hay casos en los que más que shorts son bragas vaqueras) y enseñar su palidez sin pudor ni remordimientos… ¡hay que tener narices! También existe un colectivo que decide optar por las medias transparentes-color carne como solución al no-moreno. Un aplauso para quien haya desarrollado esta costumbre, las medias transparentes son para casos muy pero que muy concretos. Y encima en muchos casos las dichosas medias transparentes brillan y hasta tienen purpurina… ¡antes me corto las piernas!

2. De las creadoras de las medias transparentes llega el nuevo hit: Las pestañas postizas. Esta especie de plaga en forma de broma de mal gusto, pero sin cámara oculta, se está extendiendo a un ritmo vertiginoso. En Londres, por ejemplo, si no llevas pestañas postizas y/o uñas postizas + cejas pintadas no te toman enserio. Al principio pensaba que solo las llevaban las más chungas del lugar (con pinta de venir del Bronx) pero mis alarmas han saltado cuando he percibido que el 80% de las mortales inglesas (en proceso de barbies) salen con sus mejores galas y se plantan sus pestañacas postizas como si fuera lo más normal del mundo, como si fueran a engañar a alguien… No bonita, yo también tengo rimmel efecto XXL y a mí no me queda así. Hay casos en los que les pesan tanto los párpados que se les cierran los ojos. Y otros en los que las cantidades industriales de pegamento hacen que no los puedan volver a abrir. Ya se lo que me vais a decir; que no es para tanto, que en Londres se ve de todo, que eso en España no pasa… bla bla bla.  Así empezaron también los bañadores “braga náutica” de hombre y ahora no hay playa que se les resista, ni las medusas se atreven a acercarse a ellos.

3. Otro clásico de la época de entretiempo (y de cualquier época) es el auto convencimiento de consumo. Funciona así: El cambio de estación nos vuelve locas y no sabemos qué ponernos, nos da pereza el cambio de armario, no queremos botas pero no queremos sandalias, no queremos abrigos pero no queremos tirantes ( por eso de que no estamos morenas) y acabamos convenciéndonos de que la solución está en comprarnos algo “para salir del paso” durante el mes de cambio de temperaturas. Pero no nos engañemos, El entretiempo NO EXISTE, son los padres. Es lo que los diseñadores llamamos Colecciones crucero. Esas pequeñas colecciones cápsula con las que convencer al consumidor de que ya no solo hay dos épocas diferenciadas de cambio de vestuario, ¡ahora Hay 4! Como si no tuviéramos suficiente con Primavera-Verano y Otoño-Invierno… es que ¿acaso hay más estaciones? Aquí aparece también un factor importante a tener en cuenta, el auto-regalo. Una mujer en primavera encuentra excusas todos los días para autoregalarse algo, sirviéndose del auto-regalo como excusa para motivarse a: ir al gym, ponerse a dieta y otra serie de elementos relacionados con la operación bikini (que atacan a las mujeres a partir de Abril-Mayo) … Yo misma, ayer me autoregalé dos pantalones porque “yo lo valgo” en plan anuncio LOREAL.

4.El accesorio relacionado con el buen tiempo por excelencia, las gafas de sol. Y aquí me atrevo a ponerme seria: ¿Por qué solo en verano?¿Hasta qué punto podemos abusar de las gafas de sol? Está claro que cuando en tu ciudad hace sol, todo es mucho más fácil, pero ¿Cuándo vives en una ciudad en la que no existe? En Londres solo llevan gafas de sol los italianos. Bueno, los italianos y yo, que adquirí esa manía cuando vivía en Milán. Allí aprendí que las gafas de sol no solo son para el sol, sirven para otras cosas como: taparte la cara en días desafortunados, ocultar granos y ojeras, disimular resacas y el típico “hoy no me apetece maquillarme”. Yo personalmente no soy nadie sin gafas de sol ni sin pintalabios, asique me las planto siempre excepto si llueve. Y no es ridículo, más ridículo es llevar chanclas en Diciembre y aquí la gente lo hace.

5.Las taras congénitas. En realidad esto no solo ocurre en entretiempo, ocurre siempre. Se trata de esas pequeñas (y a veces grandes) manías que vamos adoptando (enfermando) a lo largo de los años fashionistas y sin las cuales no podemos vivir, no aceptamos una negativa por respuesta a nuestras manías más subjetivas, hay muchas y muy variadas. La tarada de mi hermana ,por ejemplo, tiene la manía de ponerse camisetas debajo de camisetas… SIEMPRE. Y diréis, ¿cómo? Pues eso, que da igual de que camiseta se trate, ella siempre tiene que ponerse una debajo. Creo que su tara empezó a lo tonto, hace años cuando se pusieron de moda las blusas transparentes y ella se las ponía con básicas debajo. Ahora el problema ha evolucionado tanto que se han convertido en camisetas interiores por sí mismas. Hay mujeres con la tara de maquillarse solo con sus cosméticos por que si no ¡les da algo!, otras que no salen de casa sin tacones, otras que no soportan tener alguna prenda de ropa igual que una amiga, otras que solo llevan unos colores determinados etc. Yo por ejemplo tengo la manían de llevar siempre las uñas pintadas. Y no solo de mujeres entienden las manías. Mi cuñado, que tiene bastante buen gusto (todo sea dicho), tiene la tara de ir con camisa a todas partes, ¡hasta a la playa!. Llega a casa con traje después del trabajo y no se quita la camisa y no se quita la corbata y no se quita los zapatos… el muy presumido se queda vestido impoluto o si no revienta!

illustracion

No se me olvida hablar del tema del autobronceador, del cual no soy muy partidaria, pero si la otra opción son medias transparentes lo tengo muy claro. Decidme , en entretiempo ¿Medias si o medias no? ¿Cuantas veces habéis utilizado la excusa del auto-regalo para arrasar con las temporadas crucero? ¿Cuándo utilizáis gafas de sol? Y lo más divertido ¿Cuáles son vuestras taras confesables?

 

Acerca de Alejandra Oria

Alejandra Oria. Fashion Designer.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Resignarse o morir

  1. Laura dijo:

    Buenisimo Ale! jajajajaa yo tambien utilizo el autoregalo, de hecho cada vez que salgo de compras lo hago … odio las mujeres que se creen dracqueens y se plantan unas pestañas más falsas que el pecho de yola berrocal y por supuesto odio vestir de verano cuando mi piel esta mas blanca que las paredes del baño!! ¿Mi tara? No puedo salir de casa sin maquillar … ni aunque vaya a hacer deporte me faltan unos polvos matificantes y un poco de rimmel!!! Nos veremos en mayo, supongo!! Un besazo!

  2. peichmadrid dijo:

    No puedo comentar….me muero de risa!!!!!

  3. Peich dijo:

    es buenisimo!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s